El SOCC 2017 cierra sus debates “en positivo” con el reto de marcar un antes y un después en la lucha contra el cambio climático

El consejero de Medio Ambiente anuncia que las conclusiones del congreso podrán incluirse en la ley andaluza de cambio climático, pionera a nivel nacional

El Congreso Internacional de Cambio Climático SOCC Huelva 2017 ha cerrado hoy sus puertas tras tres intensos días que han reunido en la Casa Colón de la capital onubense a más de 1.000 participantes en torno a un completo programa científico a cargo de los máximos exponentes mundiales de la materia.

Las jornadas de debate y reflexión en torno a las soluciones al cambio climático han situado ya a Huelva como una cita ineludible para entender, en un futuro, el camino que ha de emprenderse para paliar este grave problema.

La secretaria científica del SOCC, Cristina Huertas, ha detallado que el congreso ha reunido a 80 expertos de 12 nacionalidades con representación de los cinco continetes.

Huertas ha asegurado que el desarrollo del evento ha subrayado una idea: solucionar el cambio climático requiere del concurso de distintas disciplinas científicas. Así, a lo largo de sus 26 sesiones, SOCC 2017 se ha acercado al desafío que representa el cambio climático desde la economía, la ética, la gobernanza, la comunicación, la psicología, la energía, las religiones, la alimentación, el turismo o el empleo, entre otras muchas.  SOCC 2017 ha contado también con organizaciones de alto prestigio internacional, como la FAO, la NASA, UICN o CEPAL

Los organizadores destacan que ha sido un congreso “en positivo, donde se han expuesto soluciones viables para frenar el cambio climático, “porque estamos a tiempo de adaptarnos y paliar nuestra constribución, creando además oportunidades de empleo”.

Soluciones concretas como la creación de una convención intergeneracional a nivel mundial para que “nuestros hijos puedan protegerse de sus padres”, la necesidad de incluir a las mujeres en todos los pasos a dar contra el cambio climático, la utilización de nuevas tecnologías como nanotecnologías o el uso de una red social para compartir experiencias y soluciones.

Además, se ha hecho hincapié en la necesidad de crear métodos de previsión para que las autoridades puedan “darse cuenta del reto que tenemos por delante” y saber aprovechar la información de los sistema Big Data como el que va a ser creado en Andalucía: Life Watch.

El congreso editará próximamente un libro co el resumen de que lo en él se ha hablado, para que las reflexiones expuestas por tantos expertos de tan variadas disciplinas llegue al mayor número de personas y puedan ser un punto de partida de nuevos trabajos, investigaciones y teorías.

Ponencia magistral

La cita científica ha tenido como colofón una ponencia magistral pronunciada por Leyla Acaroglu, campeona del Clima 2016 de la ONU, quien ha asegurado que “el futuro está diseñado por las acciones que realizamos hoy, de forma que, con lo que compramos, premiamos a una u otra industria”. Por ello, abogó por “ser conscientes de cómo gastamos el dinero, porque el Gobierno tiene poder, pero no podemos culparlo de todo”.

De la misma forma, consideró que, a veces, “creamos problemas futuros porque buscamos hoy soluciones rápidas: usamos sistemas lineales, mientras la naturaleza crea y vive de sistemas regenerativos”.

La cita ha sido clausurada por el consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, José Fiscal; el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz; y el presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo.

Fiscal afirmó que la Junta de Andalucía “va a tener muy en cuenta las conclusiones que se extraigan de un congreso que marcará un a ntes y un después y que ha colocado la región a la vanguardia de la lucha contra el cambio climático”. De esta forma, el consejero aseguró que se estudiará la posibilidad de incluir las mismas en la Ley de Cambio Climático que prepara el ejecutivo andaluz.

Por su parte, el regidor onubense resaltó que el congreso ha permitido mostrar al mundo “el fuerte compromiso” de la ciudad de Huelva con el medio ambiente, por lo que mostró su orgullo por el hecho que desde la capital onubense “se haya comenzado a trabajar por un nuevo modelo de convivencia”.

Ignacio Caraballo ha agradecido a la Junta de Andalucía el trabajo coordinado entre instituciones para la celebración de este encuentro con carácter internacional que “nos ha servido como base para que desde Huelva, desde Andalucia, lideremos el debate y el análisis de un aspecto que es esencial para el presente y futuro de nuestras ciudades, como es el Cambio Climático”

Durante el acto de clausura, el presidente del Colegio de Ambientólogos de Andalucía, Manuel Barrera, dio lectura a un manifiesto que la entidad ha elaborado en el marco del congreso, mientras que el Colegio de Biólogos de Andalucía reconoció con su máxima distinción a las instituciones organizadoras del congreso: Ayuntamiento de Huelva, la Diputación Provincial y la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.

Además, el Congreso ha contado con un total de 35 pósteres científicos, entre los que el comité organizador ha seleccionado el trabajo ‘Inteligencia turística, sostenibilidad y cambio climático: La gestión pública de los destinos turísticos inteligentes como alternativa a los modelos de desarrollo turístico convencionales’, de Javier Perogil Burgos, como el mejor de ellos.

Sesiones científicas del día

En las sesiones científicas de la mañana, el congreso analizó asuntos como la ciencia y el cambio climático, el agua y la agricultura, el empleo verde, el consumo o el papel de la política en las búsqueda de soluciones a este grave problema.

Las mesas redondas arrancaron con la sesión ‘Agua, agricultura y servicios ecosistémicos’, en la que participaron Cyriaque Sendashonga, directora del Grupo de Políticas y Programas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN); José Enrique Fernández Luque, director del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla; y Guy Edwards, co-director del Laboratorio del Clima y el Desarrollo de la Universidad de Brown (EEUU).

En ella, Cyriaque Sendashonga garantizó que el cambio climático “está en el centro de los objetivos de la UICN”, apuntando que España “está en un área donde el problema del agua es serio”. A su juicio, los ecosistemas deberían ser parte de las instalaciones – infraestructuras naturales- para asegurar la biodiversidad, avanzando que, entre 10 y 15 trillones de dólares, se invertirán en infraestructuras del agua hasta el 2030 y apostando por que la solución “siempre” pase por la biodiversidad.

Por su parte, José Enrique Fernández Luque vaticinó que en 40 años, seremos 9.000 millones de habitantes (2.000 más que actualmente) y el reto está en cómo alimentarnos todos. A su juicio, aumentar la superficie agrícola “sería un error”, aunque apostó por  “hacerla más intensiva para aumentar la producción por hectárea”. Con todo, invitó a

“transmitir la información a los países que no están desarrollados para que no comentan los mismos errores que nosotros cometimos”.

Gay Edwards advirtió de que “las decisiones que tomemos hoy en infraestructuras (carreteras, edificios…) serán las que marquen el futuro a medio y largo plazo”, por lo que insistió en que “invertir en infraestructuras sostenibles es fundamental”, ya que “se prevé que aumenten”.

Por último, Antonio Aguilera Nieves apostó por fijar la población en los núcleos rurales “dándoles servicios y oportunidades” y por una producción ecológica y de cercanía que “sirve para mitigar el cambio climático producido por el hombre”, ya que, según apuntó el sistema de la agroalimentación “causa entre el 43-54% de los gases de efecto invernadero de manera directa e indirecta”.

De otro lado, el SOCC 2017 fijó también su atención en el papel de la ciencia ante el cambio climático con una mesa redonda en la que estuvieron presentes María Rosario Pásaro, catedrática de Fisiología Animal de la Universidad de Sevilla; Gavin Schmidt, director del NASA Goddard Institute for Space Studies (EEUU); José Luis Daza, secretario del Colegio de Biólogos de Andalucía; y Jesús Martínez Linares, doctor en Ciencias Físicas y presidente de la ONG Sustenta.

En este sentido, María Rosario Pásaro alertó de que la ciencia ha permitido aumentar la longevidad de las personas, “pero hay nuevos elementos negativos como la contaminación y el cambio climático”. Por su parte, Schmidt animó a “cambiar la historia climática”, ya que, en su opinión “los siguientes capítulos de la historia climática todavía no se han escrito”.

José Luis Daza se centró en el buceo científico para explicar que esta disciplina ha pasado a formar parte “de la solución al cambio climático porque permite conocer el mundo submarino y los efectos de este problema sobre él”. Por último, Jesús Martínez alertó de que el clima de Andalucía “se está africanizando” por culoa del cambio climático, por lo que vaticinó que en unos años “los turistas irán a la cornisa cantábrica buscando lo que antes buscaban en Andalucía”.

Empleo verde

Otras de las mesas redondas de la jornada fijo el foco de atención en el empleo verde, con la participación de Manuel Barrera, presidente Colegio Profesional Ambientólogos;  Laura Martín, directora de la Fundación Renovables; y José Luis Muñoz, director de Kic-Energy España.

En ella, Barrera pidió ser proactivos y trabajar “desde abajo para cambiar lo que debería ser el futuro normativo de nuestro país”, por lo que dejó claro que “podemos y debemos ser parte divulgando y trabajando desde un punto de vista local”. Laura Martín, por su parte, dijo que la “la mayor pérdida de empleo es la inacción”, mientras que José Luis Muñoz aseguró que el mayor reto del cambio climático se puede convertir en la “mayor oportunidad”, para lo que “hay que correr”.

El congreso también acogió una sesión sobre ‘Consumo y cambios de hábito’, en la que tomaron parte Ana Etchenique, vicepresidenta de la Confederación de Consumidores y Usuarios; Guadalupe García, de la Fundación Cotec; y  José Manuel González, profesor de Psicología de la Emoción de la UNED.

En este sentido, Etchenique dijo que “hay que empezar a pensar que la humanidad no piensa”, y reclamó que el siglo XXI “ha de ser el de lo lento y lo pequeño para volver de nuevo a la escala humana”. García, por su parte, pidió apostar por la economía circular, con la que “reduciríamos en un 65 %  de los residuos en 2030”; y González aseguró que el paso más importante “es el primero, por lo que no hay que aplazar ni dejar nada para mañana”.

Además, SOCC 2017 volvió fijarse en aquellos casos concretos dignos de estudio para aportar soluciones al cambio climático bajo la temática de ‘Empresas, Economía Circular y Sostenibilidad’ en una mesa redonda en la que participaron Félix Reneses, de Ecovidrio; Daniel de la Torre, director comercial en gestión de residuos; Gabriel Leal, de Sirgnus; Antonio Montaño, presidente del Consejo Internacional de Empresa; y Ángel Hervella, de Ecoembes.

En ella, los ponentes coincidieron en descatar la importancia de la economía circular, aquella en la que los productos puedan tener una segunda vida, y reclamaron un mayor trabajo conjunto entre las empresdas dedicadas a los distintos sectores del reciclaje: vidrio, papel, cartón, etc. Además, aseguraron que la educación y la concienciación es fundamental para aumentar las ratios de reciclaje por habitante.

El papel de la política

Los representantes públicos tuvieron también su espacio en el congreso a través de la sesión ‘Política y cambio climático. Un debate sobre las soluciones’, en la que formaron parte los portavoces de GCUP-EC-EM, Ciudadanos y el PP en la Comisión de Cambio Climático del Congreso de los Diputados, Juan Antonio López de Uralde, José Luis Martínez y María Luz Bajo, respectivamente; así como Gonzalo Palacín, portavoz adjunto del PSOE en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso de los Diputados.

En este sentido, Martínez alertó de que en España “estamos siendo un poco tibios en la lucha contra el cambio climático, ya que los gobiernos del PP se han limitado a cubrir el expediente”. La representante ‘popular’ pidió, por su parte, que “todos contribuyamos a luchar contra este fenómeno con acciones diarias”.

López de Uralde criticó la contradicción que existe entre la importancia que se le da al cambio climático y el “poco peso” que tienen las medidas que están tomando los gobiernos, mientras que Palacín aseguró que “se habla mucho del cambio climático pero está perdiendo mucho tiempo para tomar medidas”.

El Congreso Internacional de Cambio Climático SOCC Huelva 2017 está organizado por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Huelva y la Diputación de Huelva.

Más información sobre SOCC 2017 Huelva:

Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=oPeZq72tvM4&t=11s

Twitter: @SOCCHuelva2017

Facebook: https://www.facebook.com/SOCCHuelva2017/?fref=ts

Prensa:

Luis Guijarro. Luisguijarro92@gmail.com

Gesto Comunicación:

Andrés Marín Cejudo. redaccion1@gestocomunicacion.com

Inma Carrasco. icarrasco@gestocomunicacion.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *